Paleando por Arenys de Mar

El sábado pasado decidimos probar suerte por la zona de Arenys de Mar. Después de remar mucho rato (desde la playa que queda al norte del puerto de Arenys hasta los restos de los viveros que hay mar adentro) no habían sonado los carretes. Fue justo al llegar allí, después de dar unas cuantas vueltas por la zona cuando, recogiendo la línea, mi padre enganchó un jurel de tamaño respetable. A media mañana, después de probar jigging y fondeo por zonas en las que la sonda sólo marcaba muy de vez en cuando, no habíamos sacado nada. Decidimos volvernos, ahora con el viento de cara que nos impedía avanzar tan rápido. Aún así se quedó enganchada una pequeña araña en uno de los anzuelos de la metralleta que llevábamos al curri. Mientras mi padre estaba intentando devolver al agua la araña, vi una mancha marrón que se precipitaba hacia el señuelo, que estaba suspendido en la superficie del agua. Era un calamar de unos dos palmos, que atacó a nuestro señuelo un par o tres veces hasta que se cercionó de que no era comida y, a sabiendas del engaño de plástico, marchó otra vez a las profundidades.

 

 

Fue un día de mucho paleo y poca pesca, pero eso es lo de menos. Y en cuanto a las curiosidades del día, cabe destacar que, mientras paleabamos al amanecer, con los primeros rayos de sol a nuestra espalda, vimos como se acercaba volando, emigrando hacia el norte, una bandada de flamencos rosados. En armonía, con el sol de frente, rumbo al horizonte, dejando una estela de colores acentuados por la luz del amanecer. Fue una escena bastante peculiar, preciosa de contemplar, digna de fotografiar, de inmortalizar… Pero por desgracia la cámara no estaba en mano.

Un saludo a todos.

Carlos ‘samurai’

Anuncios

~ por Carlos 'Samurai' en marzo 30, 2011.

Una respuesta to “Paleando por Arenys de Mar”

  1. No siempre se consiguen capturas en nuestras salidas pesqueras, pero esto nos sirve para ir desentumeciendo nuestros brazos con largas sesiones de paleo preparándonos para lo que a partir de mediados de primavera nos va a tener más que entretenidos.
    Momentos como los que describes son difíciles de grabar o plasmar en una fotografía, la ventaja es que lo habéis disfrutado en compañía y un día de estos lo recordaréis durante las charlas de las largas tardes de invierno.

    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: