San Perdido, San Ganador… El día del padre

Esta entrada va dedicada a mi padre, José María ‘Samurai’

¡Qué ganas teníamos de sentir la proa del kayak rompiendo la superficie salada! De sentir la brisa del viento en la cara y el sol encima de un trozo de plástico amarillo, rodeado de azul oscuro. Y es que, después del parón invernal, que por culpa de los temporales no nos ha permitido salir, este sábado por fin nos dio tregua, pudiendo disfrutar de una mañana repleta de experiencias enriquecedoras, algo de lo que la verdad, me alegro mucho.

Antes del amanecer, el día no tenía la pinta que marcaban las predicciones. Hacía más frío de la cuenta (5 grados) y las nubes encapotaban el cielo en gran medida. Empezaba mal la cosa: el día, la sonda no marcaba el fondo (aunque funcionaba el gps)… Pero sin más dilación, nos dirigimos a la zona que esperábamos nos diera mejor resultado. Estábamos compartiendo paladas, otra vez más, con nuestro compañero Jose Escórpora.

Tossa de Mar

Empezamos pescando a jigging con plumillas, intentando atrapar una presa que poner al vivo. Hecho esto, seguimos pescando a jigging, pero con la suerte echada bajo nuestros kayaks. Salían algunas piezas que, para la fecha en la que estamos, eran más grandes de lo normal. Pero mi padre seguía con la mala racha. Había perdido un par de piezas que tiraban más de lo normal, pero que se desanzuelaban a pocos metros del kayak.

Al cabo de un par de horas las picadas fueron cesando, dejándonos sin diversión y con el enganche de más de una araña que nos lo ponían más dificil y peligroso. Para colmo, los montajes que llevabámos al vivo se desgarraban por la tensión, escapándose el pez y dejando la línea vacía, sin posibilidad de recibir un ataque de nadie. Probamos más cerca de la costa, en busca de jureles rezagados: sin resultado. Probamos aquí y allá: no picaban. La sonda seguía sin funcionar…

Jose EscórporaPuesto que no pescábamos decidimos desayunar, y luego partimos hacia una marca cercana. Nos posicionamos con el gps y bajamos los jigs. Pronto las capturas fueron apareciendo de nuevo. Alguna captura a medias aguas que tiraba más de la cuenta y que se escapaba, otro jurel de unos 500 gramos que conseguía enganchar haciendo disfrutar de sus tirones potentes y que se convirtió en la mayor captura del día y (de momento) de la temporada… Pero, cómo no, el jig que usaba -la yensen junto con las plumillas sagradas que nos envió Kurricán de regalo- fueron tragadas por el agua (se rompió la línea por uno de los nudos). Y, para no dejar de ser frustante, la red con la pesca de mi padre (y que colgaba del kayak) se solto del mosquetón que la fijaba en una de las maniobras de posicionamiento encima de la marca. Cuando intentamos volver a por ella se encontraba a unos tres metros debajo de nosotros y no pudimos recuperarla ni siquiera lanzandole los jigs… Aún quedaba, por suerte, la segunda red con mis caputras…

Pero bueno, con el enfado frustante de una mañana repleta de inconvenientes, seguíamos pescando alrededor de la marca. De repente, la caña de mi padre se retuerce como nunca antes, y al no poder curvarse ni un grado más, empieza a llevarse metros de hilo. Le digo a mi padre (sin saber que el carrete está muy bien frenado):

– ¡Pero frena el carrete!

Mi padre, que apenas puede mantener la caña con las dos manos tras la primera embestida y la huída desesperada, intenta frenarlo con la mano (consciente de que el carrete no da más) para que no llegue a enrocarse, pero al frenarlo sólo un poco, parte la línea.

Después le pregunté si el freno del Penn Spinnfisher SSM 750 estaba demasiado flojo, pero pude comprobar, yo mismo, que no podía apretarse más y que, probando de hacer fuerza con mi propia mano, podía sacar apenas un centímetro.

Kayak en Tossa

Sin duda, ya no podíamos más. Estabamos agotados tras una jornada de baile de jigs, de paleo constante para reposicionarnos y de pesca, así que decidimos volver. La sonda no nos había fucionado, habíamos perdido dos jigs, dos aparejos con plumas, cuatro intentos de cebos vivos, la red con las capturas, una pieza que sin duda superaba los diez quilos de peso…

Pero, sin dudarlo en ningún momento, estabamos contentos. Las experiencias nos hacen grandes. Por eso pienso que narrar experiencias es más importante que describir cómo hemos conseguido pescar grandes capturas. Sin duda, lo más importante de todo no fue lo que perdimos, sino todo lo que ganamos: una mañana de sol, de compañerismo, de risas, de disfrutar de los grandes placeres que nos producen las pequeñas capturas, de compartir, de aprender de los errores, de saber perder… Un día de pesca en kayak.

Samurais en Tossa de Mar

Espero que podamos seguir disfrutando de todo esto, y de mucho más. Espero poder compartir mi experiencia y mis inconvenientes tanto como mis capturas y mis jornadas de santas pérdidas, pero también de santas ganancias.

Y ya para acabar, no sé si estaréis pensando lo mismo que yo…

Pero esta temporada, PROMETE.

Un saludo a todas y todos. Feliz día del padre.

Carlos ‘Samurai’

Anuncios

~ por Carlos 'Samurai' en marzo 18, 2012.

12 comentarios to “San Perdido, San Ganador… El día del padre”

  1. Hola Carlos! Lástima de esas perdidas, la mañana la tuvisteis entretenida. Yo salí el Viernes en esa misma zona con el kayak, y mas o menos lo mismo. Jureles, arañas y una buena pieza que se soltó… Seguiremos intentando.
    Un saludo!
    Miki.

  2. Vaya que si promete, me alegro por tu padre por vivir esa experiencia, de todo se disfruta y se aprende en el mar. Te aseguro que el proximo no se le escapara…. Saludos.

  3. Hola Familia,

    Yo ya os lo he advertido desde hace unos meses, éste año nos vais a regalar una buena captura, de no menos de 15kgrs. y no más de 42kgrs……jejejeje.
    Me he parado un poco en la última foto y quisiera destacar unos detalles. Josem he visto que llevas un chaleco nuevo, macho me tienes que decir dónde lo has comprado, pues tiene muy buena pinta. También me he fijado, que habéis renovado maquinaria de tracción, Sakura ¿no?. Si la pieza te pica en ese carrete, seguro que te la estás comiendo hoy.
    Bueno, bromas a parte, me alegra muchísimo veros mojados y sacando piezas. Que sigáis disfrutando.

    Un abrazo a la Familia Samurais.

    • Veo que eres muy pícaro Ángel… La verdad es que estamos preparando unas cuantas entradas con las novedades que hemos adquirido este invierno, entre ellos los sakura y el chaleco, del que mi padre está más que contento.

      Y no te preocupes, que como dijo mi padre ayer, si le falta un par de quilos para los 42… Ya la engordaremos con el relleno de patatas, pimientos y cebolla antes de meterla al horno jejejeje

      Un abrazo Ángel.

  4. ¡¡¡Atencion!!!
    Se busca por aguas de Tossa de Mar a una bestia marina que el sabado dia 17/3/2012 tuvo la osadia de atacar el jig del sr Jose Samurai. Se la reconocera porque lleva un piercing en la boca con forma de jig.
    Se agradeceria que el pescador que tenga la suerte de poder sacarlo, tenga el detalle de mandar una foto para que podamos saber de que especie se trataba. je,je,je.
    De todas las cosas hay que quedarse con lo bueno y ahora ya habeis saboreado la embestida de una buena pieza.
    Que la siguiente la podais saborear en la mesa, suerte.

    • Haber si es verdad y nos envían la foto, porque me quedé con muchas ganas de saber qué era. Pero vamos, por cómo sacaba hilo y por cómo estaba de apretado el freno del penn… Estaba claro que era una gran bestia.

      Espero que salgamos pronto de pesca, Jose. Haber si tenemos la suerte de que nos embista una de las del otro día.

      Un abrazo, y hasta pronto

  5. vamos vamos vamos, que esta el mar intratable, pasate por peskama y mira el atunaco de hace una semana y no te cuento más por que así me guardo algo apara abril que espero que nos veamos en persona ;-P , pero ayer hasta el ancla de capa hubo que usar para frenar los dos kayak remolcados.

    En cuanto a las roturas, ¿usais trenzados? ya que gordo tiene que ser el bicho para que rompa la línea, lo dicho a ver si el mes que viene intercambiamos información.

    Te digo lo de siempre vaya fotos chulas y que paisajes tenéis por la zona, el Delta os debe parecer sosísimo.

    Un saludo family…

    • Hola Neococo

      ¡Menudos cabroncetes! Os habéis adelantado como siempre… Nosotros teníamos pensado tentar los atunarros esta temporada… De hecho, si te digo que el domingo seguía mi jig uno que medía aproximadamente metro y medio de largo… Eso el domingo pasado. Y lo sé bien seguro porque se acercó hasta un metro y poco del kayak. Pero eso lo cuento en el próximo post.

      Y sí, este invierno hemos mejorado nuestro equipo. Ahora vamos con carretes más potentes y con trenzado del 0,28 (el power pro que han sacado nuevo este mismo año 2012). Te aseguro que la bestia del otro día no era pequeña (y por la forma de tirar pensamos que puede ser un mero). El freno del Penn estaba muy bien tarado y se llevaba hilo como si nada (muchos muchos metros). No hubo más manera que frenarlo que con la mano (sólo un poco y sin éxito, porque se llevaba más hilo), y entonces fue cuando partió.

      Espero que nos veamos pronto 😉

      Un saludo, y ya hablamos con más calma

  6. Carlos has escrito un relato que como tú dices es del todo enriquecedor, y más aún para vosotros que de esta jornada habéis aprendido mucho. Siempre se aprende.

    Me alegra que las plumitas os hayan dado resultado por aquellos lares, y ya sabéis que en cuanto se os terminen las provisiones nada más que tenéis que darme un telefonazo y os envío otra remesa.

    Me quedo con la última palabra que escribes, PROMETE y mucho vuestra zona para este año, y con las reformas que os habéis hecho en vuestro equipamiento estáis más que preparados para enfrentaros a todo.

    Ese pez que se quedó en el agua no quiero ni imaginar lo que sería, pero viendo lo que se mueve por Valencia últimamente, y los peces habituales que frecuentan vuestras aguas, cualquier bestia marina, ha osado pelear contra dos Samurais… os auguro una próxima batalla de titanes.

    Un abrazo muy fuerte para toda la familia, y que la pesca sea con vosotros.-

    • Hola Paco,

      como bien sabes fue todo un honor aprender de vosotros el anterior verano. Y por fin, el otro día comprobamos que viven bestias descomunales en nuestra zona. Ahora, como dices, ha empezado la lucha. Pero sin duda, si el año promete no es por nosotros, o no es sólo por nosotros. Si PROMETE es porque hicimos una promesa: dedicaros la primera bestia que pescáramos. Y claro está: una promesa es una promesa.

      Os debemos mucho y no podríamos contar esto sin las experiencias compartidas. Hemos ganado mucho al haber conocido al Equipo Onuba en Huelva y en Málaga.

      Esperando lo mejor para vosotros,

      vuestros amigos.
      Carlos ‘Samurai’ y Jose ‘Samurai’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: