Contaminación veraniega

Hace tiempo que no he podido escribir nada, y no por no disponer de materiales, sino por no disponer de ganas o el tiempo que le debo dedicar. Pero hoy quiero escribir una crítica a los veraneantes que degradan nuestras costas y rincones más singulares. Quiero hablar de un tema que siempre queda bajo la superficie del agua, o incluso a simple vista, sobre ella.

Hace poco más de un mes que tengo preparadas unas fotografías que sirven para describir la belleza de nuestra zona, aunque esta última semana se me han quitado las ganas de hacerlo. Y es que, como pasa en la gran mayoría de rincones de nuestro país, son degradados considerablemente en los meses más calurosos del año.

cap de creus

La semana pasada fuimos a la playa, no a una playa cercana. Cogimos el coche y subimos hacia el norte, al Cap de Creus. Es un paraje impresionante, costas de roca tallada, de grandes profundidades y acantilados que descienden hasta 70 metros de profundidad en tan sólo 10 metros de distancia de la costa, lugar de paso de grandes cetáceos, de praderas de posidonea y en definitiva, idílico para practicar nuestro deporte. Llevamos muchos años subiendo cada verano allí, desde que yo era muy pequeño. Antes el camino por el que se accedía a las calas era muy malo, sólo los todoterrenos podían llegar. Y tan sólo unas cuantas familias francesas o unos alocados como nosotros se atrevían a llegar allí. Bueno, nosotros y los que venían en barco a pasar el día.

Cap de Norfeu

Pero nunca pasamos un día tan malo como el de la semana pasada. Siempre intentamos disfrutar del mar y de la tranquilidad. Aunque cada año hay más gente, no nos importa demasiado, porque no son demasiado escandalosos. Pero lo peor no es eso, porque es lógico, sino que lo peor es que se permita la circulación de tantísimo barco. Todos sabemos que a medida que aumenta el calor también aumenta la afluencia de barcos, motos de agua y en definitiva, gente que hace el idiota. Pero allí nunca lo había visto en tal medida. Se ve que no pueden pagar el viaje a las islas baleares…

Cientos de barcos pasean por esa costa cada día (y no exagero), produciendo ruidos ensordecedores que no quieren soportar los bancos de peces, marchándose a las profundidades. El mar en verano parece vacío, se torna desértico. Pero la contaminación más grave no es la acústica, sino todo el aceite que vierten al mar los motores. Y también quiero quejarme de aquellos que, incumpliendo la normativa de esa costa, anclan sus barcos en lugar de atarlos a las boyas preparadas en cada cala. Sí, son parajes idílicos que pueden disfrutarse en familia, pero si es ilegal anclar porque se destruye toda la pradera que hay en los fondos.

Siempre que subimos allí arriba nos gusta salir con las aletas y las gafas de bucear. Y lo peor de todo es que cuantos más tiempo pasa, menos vida se ve bajo el agua. De ver pulpos a tiro de mano, escórporas, doradas, bancos diversos de peces, e infinitud de colorines en las bonitas doncellas y peces de roca, hasta llegar al punto de ver cuatro doncellas contadas y ni siquiera serranos ni burritos escondidos entre las rocas… Es una pena. Da pena verlo tan vacío.

Pero es que la abundancia de transeúntes llega a tal punto, que el paso de los barcos crea oleaje. Sí, tal como lo cuento, hay tantos barcos que el otro día, con la mar plana, había oleaje, oleaje incesante que era producido por estos vehículos. Y para colmo de recochineo, mientras comíamos llegó un crucero en un barco de cristal (de esos que tanto abundan en nuestra zona y que enseñan el fondo marino a través de un vidrio), un crucero con aproximadamente 150 personas extranjeras que comieron en un chiringuito improvisado mientras les entretenían con canciones a todo volumen. Barcos, gente chillando, música ensordecedora… Se parecía más a las playas que salen últimamente en estos programas de televisión que no a las de un parque  natural que debemos defender por su interés biológico (tanto de nidificación como el de sus fondos marinos). Nos fuimos a las tres de la tarde y habíamos llegado  tan sólo a las once de la mañana…

Pero también, y aprovechando el post, quiero quejarme de los barcos discoteca que vienen molestándonos en Lloret de Mar (algo más al sur) desde principios de mayo y hasta Octubre. Para el que no los conozca, son catamaranes de aproximadamente 30 metros de eslora, que los cargan de equipos de música a todo volumen y que zarpan aproximadamente a las 6-8 de la mañana con extranjeros borrachos que salen de las discotecas y quieren continuar con la fiesta.

Y también de la mala costumbre de pasearse con el barco a tiro de piedra de la costa. Parece ser, que si no van cerca de la costa y no les ven, no se quedan a gusto. Así como aquellos barcos cristal, que como son más grandes que el kayak y llevan a más gente, parece ser que tienen preferencia, y tú ya te apartarás cada cuarto de hora que pasan.

Es una pena, pero seguramente el año que viene no volveremos a subir al parque natural del Cap de Creus. Y si subimos lo haremos fuera de la temporada de verano, cuando la gran abundancia de barcos y “domingueros de verano” se quede amarrada en puerto.

Con este post, no quiero ni mucho menos meter en el mismo saco a todos los barcos, sólo quiero expresar mi descontento con la prole que surge en estampida en verano. No soy nadie para decidir ni menospreciar a aquellos que quieran disfrutar del mar y del verano, pero sí quiero posicionarme en contra de este fenómeno. Porque al parecer, aún tengo aprecio a aquellos que quieren la mar, la respetan y la intentan cuidarla en la medida de lo posible.

Un saludo a todos, y cuidad lo que nos queda.

Carlos ‘Samurai’

P.D: no he encontrado ninguna foto de paisajes realizada en el verano, todas son del Cap de Creus pero capturadas en invierno, cuando no hay casi o ningún barco.

Anuncios

~ por Carlos 'Samurai' en agosto 17, 2012.

9 comentarios to “Contaminación veraniega”

  1. Tienes toda la razón. La industria turística no se da cuenta que si no se le ponen fin a todos estos agravios a la mar, ellos mismos mataran a la gallina de los huevos de oro, que es sin duda la Costa Brava, tanto por sus paisajes como por un clima tan bondadoso.

  2. Hola Sacapeces.

    Tu que sales a pescar por la zona y respetas a la mar sabrás muy bien a lo que me refiero y quiero expresar.

    Gracias por el comentario.
    Un saludo y buena pesca!

  3. Buenas samurai! siento no ponerme en contacto contigo antes, sé que hace tiempo que me contestaste,pero me ha sido realmente imposible.
    Respecto a lo del post estoy totalmente de acuerdo contigo, solo decirte que por culpa de esta contaminacion que hablas yo he desistido en mis salidas veraniegas en kayak! Ya que parece que la mayoria de los barcos aplican la ley del más grande, como bien decías los fondo cristal pasando cada 15 minutos sin respeto ninguno y varios usuarios más que hazen ver que no te ven y pasan a escasos metros de ti sin reducir la velocidad. En fin a ver si podemos coincidir en una salida, te agradeceria que me avisaras. Gracias y enhorabuena por el blog.

    • No te preocupes por no haber respondido antes. Ya sé que es verano y las vacaciones o los líos de siempre hacen que nos retrasemos (y yo me incluyo el primero).

      Entre la “contaminación” y que no se puede aparcar o entrar el kayak al agua por casi ninguno de los lugares habituales de pesca, la cosa se pone dificultosa. Menos mal que ya esta cerca septiembre y la cosa se relaja bastante.

      Un saludo y no te preocupes que si salimos te aviso.

  4. Totalmente de acuerdo con lo que expones, estoy deseando que llegue septiembre para empezar a navegar con algo de tranquilidad, estos dias salir es una agonia, a partir de las 9 estás más pendiente de que no te atropellen o te corten las líneas de curri, que no de otra cosa… van como locos, barcas, motoras, motos de agua… te añado a mi blog recien estrenado para seguir tus actualizaciones, saludos 🙂

    • Sí, menos mal que en septiembre se relaja la cosa. Pero bueno, no nos podemos quejar demasiado, porque los 9 o 10 meses restantes la cosa está mucho mejor.

      Gracias por comentar y ahora voy a pasarme a ver el blog, que el link que veo no lo conocía…

      Un saludo y buena pesca!

  5. Poderoso Don Dinero,en fin lo de siempre..Gracias por denunciarlo ese es el mejor papel de un blogero!

  6. Carlos, qué decir de todo lo que has escrito. Yo creo que a buen entendedor pocas palabras bastan.
    Ésto de los barcos es un pecado capital, se llama envidia. Es la manía de medirnos la entrepierna con nuestro vecino, para ver quién la tiene más grande.
    Ojalá aunque a mi me afecta pues tengo coche, se ponga el gasóil y la gasolina a 5€/litro.
    Un abrazo a todos.

  7. El verano para los veraneantes, bendita estación la que nos espera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: